Navega seguro…

navega-seguro-by-bea-prieto

¡Bienvenidos Lectores! En la publicación de hoy quiero hacer hincapié y aconsejar, tanto a usuarios como a empresas, del correcto uso de Internet, así como de la gran importancia de la Protección de nuestros datos.

Hoy día en todos los medios es habitual escuchar: robos de información a empresas, robos de identidad, de contraseñas, la existencia de nuevos virus que eliminan toda nuestra información, etc. Por todo esto, tanto la Agencia Española de Protección de Datos y el Instituto Nacional de Ciberseguridad ponen a nuestra disposición guías, claves y recomendaciones para proteger nuestra información y que se pueda hacer un uso de la navegación, de las redes, del correo electrónico, programas de gestión y demás funciones que permite Internet, lo más seguro posible.

A continuación, detallo algunas claves que os pueden ser de ayuda:

  • No debemos publicar demasiada información personal en las redes sociales.
  • Todos los sitios Web deben incluir el Aviso Legal y la Política de Privacidad.
  • No conectarse a Redes Wifis abiertas no seguras.
  • Proteger nuestro Ordenador con un buen Antivirus, así como tenerlo siempre actualizado.

Después de estos consejos quiero profundizar e informar más detalladamente de la obligatoriedad que tienen las empresas en materia de Protección de Datos:

“Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal”

El objetivo de La presente Ley Orgánica es garantizar y proteger, en lo que se refiere al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar”
Esta ley obliga a todas las personas, empresas y organismos, tanto privados como públicos que dispongan de datos de carácter personal a cumplir una serie de requisitos y aplicar determinadas medidas de seguridad en función del tipo de datos que posean.

¿Qué son los “Datos de Carácter Personal”?

Por datos de carácter personal se entiende cualquier información referida a personas físicas (no jurídicas) identificadas o identificables: Nombre y apellidos, dirección, teléfono, DNI, número de la seguridad social, fotografías, firmas, correos electrónicos, datos bancarios, edad y fecha de nacimiento, sexo, nacionalidad, etc. Es decir, datos personales son todos aquellos que permiten identificar a una determinada persona.

¿Qué tipos de datos pueden recogerse?

El objetivo de la ley es la protección del derecho al honor y a la intimidad de las personas, por lo que, en función de la “sensibilidad” de los datos que se recojan, variarán los niveles de protección exigidos por la ley.

Se distinguen entre tres niveles:

  • Nivel alto: ideologías políticas, afiliaciones sindicales, creencias religiosas, origen racial, datos sobre la salud o la vida sexual.
  • Nivel medio: datos referidos a la comisión de infracciones administrativas o penales, servicios financieros, solvencia patrimonial o crédito (ficheros de morosos e impagados), datos en la Hacienda Pública.
  • Nivel básico: nombre y apellidos, dirección, teléfono, DNI, número de la seguridad social, fotografías, firmas, correos electrónicos, datos bancarios, edad y fecha de nacimiento, sexo, nacionalidad, etc.

¿Cuáles son las obligaciones que impone esta Ley?

Todas aquellas personas físicas o jurídicas que tengan alguno de estos datos, ya sea de clientes, usuarios o visitantes, proveedores, empleados, etc. ya sea en soporte informático o en papel, deben cumplir las obligaciones que os detallamos a continuación:

  • Calidad de los datos
  • Derecho de información en la recogida de datos
  • Consentimiento del afectado
  • Datos especialmente protegidos
  • Deber de secreto
  • Comunicación o cesión de datos
  • Derechos de las personas
  • Seguridad de los datos
  • Notificación de ficheros

El incumplimiento de la LOPD puede incurrir en la imposición de sanciones.

La cuantía de estas sanciones es gradual, dependiendo de la naturaleza de los derechos personales afectados, al volumen de los tratamientos efectuados, a los beneficios obtenidos, al grado de intencionalidad, a la reincidencia, a los daños y perjuicios causados a las personas interesadas y a cualquier otra circunstancia que sea relevante para determinar el grado de culpabilidad.

  • Infracciones leves: Sanciones entre 900 € y 40.000 €
  • Infracciones graves: Sanciones entre 40.001 € y 300.000 €
  • Infracciones muy graves: Sanciones entre 300.001 € y 600.000 €

 

Para finalizar, haciendo un buen uso y cumpliendo las medidas que tenemos a nuestra disposición, nuestra información puede estar a salvo, evitando así que nuestro honor e intimidad no llegue a manos de personas que día a día intentan extorsionar, chantajear y hacer un uso indebido de nuestros datos más confidenciales.

Espero que os haya resultado de interés y os deseo una buena navegación…

By Beatriz Prieto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *