LA ERA DIGITAL QUE SE NOS AVECINA

imagen-post-eli

 

Hola a todos, de un tiempo atrás estamos viendo cómo están cambiando todos los procedimientos de comunicación con las administraciones públicas, al punto de que a día de hoy, casi todas las entidades mercantiles reciben telemáticamente las comunicaciones con la Agencia Tributaria. Esto supone un ahorro de tiempo importante al producirse una agilización en todos los trámites.

En esta ocasión con la entrada en vigor el pasado día 2 de Octubre de 2.016 de la Ley 39/2015 de 1 de Octubre del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, la administración da un paso más, ya que establece que todas las sociedades mercantiles y entidades sin personalidad jurídica deberán relacionarse electrónicamente con las Administraciones Públicas.

Así desde la fecha de entrada en vigor  de esta Ley, las sociedades mercantiles y entidades sin personalidad jurídica como asociaciones, sociedades civiles, comunidades de bienes, herencias yacentes o comunidades de propietarios, entre otras, están obligadas a cumplir dicha obligación.

Esto quiere decir que van a estar obligados a realizar cualquier trámite, como la presentación de  documentación, atención de requerimientos, comunicaciones o cualquier tipo de solicitud,  a través del registro electrónico.

La presentación de declaraciones y autoliquidaciones de las entidades sin personalidad jurídica se podrán continuar haciendo como hasta ahora en la Agencia Tributaria. También se mantienen exentos de esta obligación, la presentación de  documentos originales, como avales, documentos notariales, judiciales, etc. estas excepciones ya están previstas en la normativa vigente

Es importante resaltar, que el incumplimiento de esta obligación puede ser constitutivo de una infracción tributaria prevista en el artículo 199 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, que establece la imposición de una sanción consistente en multa pecuniaria fija de 250 euros.

Además se deja la puerta abierta, a que en breve ésta obligación se extienda al resto de colectivos incluidas las personas físicas.

Desde aquí, os recordamos la necesidad  de que todas aquellas entidades que no disponen de certificado electrónico, lo obtengan lo antes posible para la realización de posibles trámites ante las administraciones públicas así como el cumplimiento de esta nueva normativa. Dicho certificado es fácil de obtener a través de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Como podéis ver, esto es solo un pequeño avance más, dentro de la conocida era digital, por lo cual será conveniente que apostemos por la inversión tecnológica y que estemos preparados para lo que se nos avecina.

Bueno me despido esperando, que os haya sido de utilidad.

Hasta el próximo post

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *