EL TIEMPO ES VIDA

¡Hola a todos de nuevo!

La mayoría de nosotros estamos ya a un paso de nuestras vacaciones, y nos queda dar ya solo el último empujón para organizarlo todo y poder disfrutar de esos ansiados días de descanso y sin stress.

Pasamos la mayor parte del día tomando decisiones. A veces son decisiones insignificantes y otras veces son decisiones que nos cambiarán la vida para siempre.

Esto hace, que cada vez más vivamos en lo que se conoce como la “sociedad del Stress”, y necesitemos a menudo herramientas o mecanismos para gestionar bien nuestro tiempo, así como la toma de nuestras decisiones.

¿En que invertimos nuestro tiempo?. El tiempo es una variable finita, da igual quien seas o el dinero que tengas, ya que todos tenemos una fecha de caducidad, eso sí, el tiempo es justo, todos disponemos del mismo número de horas al día. Nuestro éxito dependerá de cómo empleemos nuestro tiempo.

Aprender a ser productivos en nuestro día a día no es una tarea fácil.

A continuación os dejamos una serie de pautas a realizar para una correcta gestión de vuestro tiempo.

  1. Nada más despertarte, organiza mentalmente tu día y mide bien tu tiempos para evitar prisas innecesarias. Dedica un tiempo a pensar. No actuemos de forma impulsiva. Es sorprendente la de cosas que se pueden solucionar, si nos paramos un rato a reflexionar sobre ellas.. A veces la sensación de ahogo no nos deja ni siquiera replantearnos el pararnos, siendo esto un grave error.
  2. Planifica tus tareas y prioriza aquellas que deben de hacerse en el día, no tendamos a ser surrealistas, solo aquello que sepamos que nos puede dar tiempo, de lo contrario lo que tenderíamos es a agobiarnos aún más.
  3. Distingue entre tareas importantes y tareas urgentes. Hay que trabajar para que ninguna tarea importante se convierta en urgente, y a su vez para no perder demasiado tiempo en tareas urgentes que no son importantes. Las importantes serán aquellas que contribuyen a la consecución de tus objetivos y entre medio aparecerán tareas urgentes, a menudo por malas gestiones anteriores y otras por improvistos del día a día.
  4. Identifica y evita tus ladrones de tiempo: teléfono, reuniones interminables, interrupciones, falta de delegación de tareas…. Trabaja para evitar en la medida de lo posible que esto ocurra. En muchas ocasiones, un gran ladrón de tiempo será nuestra propia mente. Desde aquí os damos un consejo, no os preocupéis por cosas que no han ocurrido sino ocuparos de que no ocurran.
  5. Seguimiento y controles de planificación: Es importante que nos acostumbremos a la realización de planificaciones semanales, mensuales… ésta será la única manera de evitar que el tiempo se nos eche encima. Otro consejo sería establecer tiempos de realización para cada tarea, evitar el perfeccionismo excesivo unido a la pérdida de eficiencia.

Por último, dejar un dato, según la ley de Pareto, con el 20% de nuestro tiempo generamos el 80% de los resultados, en cambio con el otro 80%  sólo generamos el 20% restante. Es por esto, por lo que está claro que tendremos que identificar y centrarnos sobre todo en ese 20% de nuestro tiempo.

Una vez más, nos despedimos hasta el próximo post, esperando que os haya servido de utilidad y que tengamos siempre presente, que como bien dice el refrán, “el tiempo es oro”, así que seamos dueños de nuestro tiempo y empleémoslo en aquello que realmente decidamos. Seamos dueños de nuestra vida, porque “el tiempo es vida”…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.