¿ Diremos adiós al papel ?

Muchos os preguntareis… ¿Qué es? o ¿Qué se entiende por factura electrónica?, ¿Cómo se emiten? ¿Qué requisitos deben cumplir? Sus características, etc…

Pues con el post de hoy, queremos resolver todas esas dudas que os puedan surgir.

La factura electrónica, no es más que una factura, con todos los efectos legales que tiene la factura en papel, la cual se emite y recibe formato electrónico.

Su regulación se establece en el Real Decreto 1619/2012, 30 de noviembre, en el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación.

Todas las facturas, electrónicas o en papel, tienen que garantizar la legibilidad, autenticidad e integridad de la misma.

Centrándonos en la factura electrónica:

La legibilidad la facilita el mismo programa que la emite o recibe.

La autenticidad y la integridad se pueden garantizar de varias formas:

*Con firma electrónica

*Intercambio Electrónico de datos (EDI)

*Otros medios que se hayan comunicado a la AEAT previamente y sean validados por la misma.

Se distinguen 2 tipos de factura electrónica:

Factura en Formato Estructurado y Factura en formato no estructurado.

Estructurado: son aquellas que se generan automáticamente por los sistemas informáticos de facturación del emisor y son tramitadas de la misma forma automatizada por los sistemas informáticos de pago y contabilidad del receptor.

No estructuradas: Es una imagen, que implica la introducción manual de la misma por el receptor o un proceso el cual no está automatizado.

Entre sus beneficios podemos citar:

*Reducción de errores humanos.

*Eliminar costes de impresión.

*Acceso rápido a las mismas.

*Reducir espacio de almacenamiento.

*Modernización económica y desarrollo de la Sociedad de Información.

Introduciéndonos un poco más en el tema en cuestión que planteamos en este post podemos:

Facturar electrónicamente a las Administraciones Públicas. A partir del 15 de Enero de 2015 las facturas dirigidas a las Administraciones Públicas deben ser electrónicas.

Facturas electrónicamente a otra empresa.

Facturar electrónicamente a un Consumidor o usuario.

O Recibir facturas Electrónicas.

Hoy hablaremos de una de las posibilidades más frecuentes de las pequeñas y medianas empresas, la facturación electrónica a otra empresa:

Para la expedición de las mismas tenemos 3 formas:

*Con un programa informático que cree facturas electrónicas.

*Mediante la intermediación de un prestador de servicios de facturación
electrónica.

*O que sean creadas por el propio destinario de la factura electrónica
(también denominado auto- facturación)

Para el envío de la factura electrónica tendremos que asegurarnos de que el programa informático o servicio de facturación pueda crear facturas con requisitos técnicos que sean compatibles con los destinatarios.

En cuanto al consentimiento de su recepción:

*No tiene por qué ser expreso, sino que puede ser tácito o implícito, el consentimiento es así cuando el receptor realice alguna acción de la que se derive su consentimiento para recibir facturas electrónicas, como el procesamiento o el pago de la misma.

*En cambio, en los contratos con consumidores y usuarios, el consentimiento del receptor tiene que ser expreso (artículo 63.3 de la Ley por la que se modifica el texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de Noviembre), el receptor aceptara la recepción de facturas electrónicas cuando contrato el servicio conforma a las condiciones generales.

Requisitos:

*Legibilidad, es decir, que pueda ser leída.

*Autenticidad del Origen de la factura: es decir, que garantice la identidad del proveedor de los bienes o prestador de servicios facturados, y la del emisor de la factura.

*Integridad del contenido: garantizar que el contenido de la factura no haya sido modificado.

Las facturas electrónicas siguen el mismo procedimiento de conservación que las facturas en papel, durante el plazo previsto en la Ley 58/2003, de 17 de Diciembre, General Tributaria.

Después de toda esta información, la cual espero que os haya sido de ayuda, mi opinión se decanta a favor de la introducción y uso de la factura electrónica, ya que, con este método de facturación aparte de una de sus grandes ventajas como es la modernización de  nuestra Sociedad y Economía, contribuimos con una gran causa como es el cuidado del medio ambiente, con un gran ahorro de papel el cual ya no sería necesario.

Estaremos ante la desaparición del papel? 

By Bea Prieto 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *