“Cuida de tus hijos sin perder tu puesto de trabajo”

En la actualidad, muchos trabajadores que se incorporan a su puesto de trabajo tras el disfrute del descanso por maternidad o paternidad les resulta muy complicado compaginar su trabajo con el cuidado de su hijo o hijos.

Por ese motivo en este post os quiero facilitar una de las opciones a las que os podéis acoger si os encontráis en esta situación, concretamente la excedencia por cuidado de hijos.

La excedencia por cuidados de hijos viene recogida en el artículo 46.3 del Estatuto de los Trabajadores, y consiste en el derecho que, tiene tanto la madre como el padre, de suspender su contrato de trabajo para dedicarse al cuidado de su hijo, durante los tres primeros años de vida del menor. La excedencia por cuidado de hijo se puede solicitar también en los supuestos de adopción o acogimiento de un menor.

La excedencia no tiene una duración concreta, el padre o la madre la pueden solicitar por el tiempo que consideren oportuno, pudiendo incluso fraccionarse en distintos periodos, pero siempre dentro de los tres primeros años del menor.

Para acceder a este período de suspensión, no se exige tener una antigüedad mínima en la empresa, como ocurre en la excedencia voluntaria.

Es importante que tengáis en cuanta que mientras el trabajador se encuentre en excedencia por cuidado de un hijo su relación laboral con la empresa se encuentra suspendida, en ningún caso rota definitivamente, por lo que durante dicho período:

  • El trabajador no percibirá salarios durante dicho período.
  • El trabajador no acudirá a su puesto de trabajo.
  • El período que el trabajador permanezca en excedencia será computado a efectos de antigüedad en la empresa.
  • El trabajador tendrá derecho a realizar los cursos de formación que la empresa tenga previstos.

El trabajador en este supuesto se quedaría en una situación asimilada al alta, pudiendo acceder a determinadas prestaciones de la Seguridad Social, tales como, incapacidad permanente, jubilación, prestación maternidad o paternidad, viudedad, etc.

Una consulta muy frecuente, que se suelen hacer los trabajadores antes de proceder a solicitar la Excedencia por cuidado de un hijo es sí durante el tiempo que disfrute de dicho período tienen derecho a la prestación por desempleo, la respuesta a dicha pregunta es NO. Los trabajadores en estos supuestos no se encontrarían en situación legal de desempleo y por tanto no podrían acceder a dicha prestación.

Al mismo tiempo me gustaría aclarar que los trabajadores en excedencia por cuidado de un menor tienen derecho a:

  • Reserva de su puesto de trabajo durante el primer año de excedencia.
  • A partir del segundo año, el trabajador podrá volver a un puesto de trabajo de su mismo grupo de cotización o categoría equivalente.

 

Para finalizar, indicar que las empresas, que durante dicho período de excedencia de su trabajador, necesiten otra persona para cubrir el puesto de trabajo, podrán suscribir contratos de interinidad, estando la  duración de dichos contratos supeditada a la fecha que se incorpore el trabajador en excedencia por cuidado de hijo. Dicho contrato puede estar sujeto a bonificación si la persona que se contrata está desempleada y es beneficiaria de prestaciones por desempleo a nivel contributivo o asistencial, siempre que lleven más de un año como perceptores de las mismas.

Espero que os haya sido de gran ayuda, y si queréis disfrutar y cuidar de vuestros hijos durante sus primeros años de vida, sin temer perder vuestro puesto de trabajo, esta es una opción muy válida a adoptar.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *