¿Caminamos hacia la Igualdad?

suscríbete a nuestro blog (38)

Como todos sabéis la prestación por paternidad es un subsidio que se reconoce a los trabajadores que suspendan su contrato de trabajo o cesen en la actividad, durante los días legalmente establecidos, con motivo del nacimiento de un hijo, adopción o acogimiento.

El Gobierno a primeros de 2017 ha empezado a aplicar, una medida que estaba aprobada en la Ley de Igualdad del año 2011, y en el actual Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 48,7, concretamente la ampliación de la duración del permiso por paternidad. Dicha medida consiste en que los trabajadores que hayan tenido un hijo a partir del 01 de Enero de 2017, tendrán derecho a un descanso de 4 semanas ininterrumpidas, ampliables en 2 días más por cada hijo a partir del segundo, en los supuestos de parto, adopción, acogimiento múltiples.

Un aumento si tenemos en cuenta, que hasta 2016 los padres tenían derecho a un permiso por paternidad de 13 días.

Desde mi humilde punto de vista, esta ampliación llega tarde y es insuficiente, si con ella se pretende igualar al hombre y a la mujer.

 Tarde. Porque es una norma recogida en la Ley de Igualdad del año 2011 y en el Estatuto de los Trabajadores, que según el Gobierno no se pudo aplicar por falta de financiación, estableciendo por ello una disposición transitoria que lo mantenía en 13 días naturales…. Y pienso yo …. ¿Estamos ahora en una mejor situación?, cuando prácticamente estamos acabando con la “Hucha” de la pensiones.

Insuficiente. Si lo que el Gobierno ha buscado es igualar las prestaciones en los supuestos de paternidad y maternidad, no se ha logrado, de hecho se ha quedado algo lejos. Si comparamos, la madre disfruta de un descanso por maternidad de 16 semanas ininterrumpidas mientras que el hombre tras la aplicación de la nueva medida 4 semanas ininterrumpidas.

Todo esto es un claro reflejo del retraso que en determinados casos tenemos en este país, y este aumenta si nos comparamos con el resto de países europeos, tales como, Noruega que da un permiso a los padres de hasta 112 días de duración, Islandia con 90 días de permiso o Suecia con 70 días.

No obstante y a pesar de lo anterior y siendo positivos, poco a poco vamos avanzando reconociendo derechos, e igualándonos a otros países europeos que reconocen más prestaciones a los trabajadores, aunque no con la rapidez que deseamos y esperamos.

Al mismo tiempo, me gustaría decir que los cambios no solo dependen de las leyes que se establezcan en cada momento, para que nuestro país avance en materia de Igualdad también habría que realizar entre todos un esfuerzo y cambiar la mentalidad, seguimos bastante anclados en ”clichés” que nos vienen de nuestros progenitores y aunque no lo creamos siguen condicionando la vida laboral, personal de los hombres y mujeres.

Sí hacia el camino a la igualdad entre hombre y mujeres…

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.