BONUS: INCENTIVOS POR REDUCCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA SINIESTRALIDAD

Como dice el refrán, quien siembra recoge. Pues ahora, toca recoger. Las empresas que reúnan ciertos requisitos, que enumeramos más adelante, pueden solicitar los incentivos por reducción y prevención de la siniestralidad, conocidos por BONUS, consistentes en una reducción de las cotizaciones efectuadas por contingencias profesionales para un período determinado, que podrán solicitar las empresas que cumplan los requisitos establecidos en la normativa de aplicación.

Como novedad para el año 2018, tenemos que decir que la norma ha suavizado bastante los requisitos para optar a dichos incentivos, por lo que es mayor el número de empresas que pueden ser beneficiarias de estos Bonus.

Mediante la presentación de la solicitud, durante el periodo comprendido entre el 15 de abril y el 31 de mayo de 2018, las empresas podrán obtener un incentivo de hasta el 10% de las cotizaciones por contingencias profesionales.

Pueden ser beneficiarias del incentivo todas las empresas que coticen a la Seguridad Social por contingencias profesionales. Por el contrario, los trabajadores del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos no podrán solicitar el mismo.

El incentivo podrá alcanzar hasta un 10% de las cotizaciones por contingencias profesionales correspondientes al período de observación. La cuantía del incentivo será del 5% del importe de las cotizaciones, sin necesidad de justificar inversiones. Sin embargo, podrá incrementarse hasta en otro 5%, en función de las inversiones efectuadas en alguna de las acciones complementarias de prevención de riesgos laborales que se indican en la norma.

La norma establece el incentivo para un período de observación determinado que depende de: el volumen de cotización de la empresa y la última solicitud efectuada. Este período de observación se define como el número de ejercicios naturales consecutivos e inmediatamente anteriores al de la solicitud, necesarios para superar el volumen mínimo de cotización por contingencias profesionales, que no hayan formado parte de una solicitud anterior, con un máximo de cuatro ejercicios.

Para alcanzar el volumen mínimo de cotización se requiere haber cotizado a la Seguridad Social, durante el periodo de observación, un volumen total de cuotas por contingencias profesionales superior a 5.000 euros, o haber alcanzado un volumen de cotización por contingencias profesionales de 250 euros en un periodo de observación de cuatro ejercicios, entre 2014 y 2017.

Podrán solicitar el incentivo en 2018 las empresas que cumplan los siguientes requisitos:  

1. Haber cotizado a la Seguridad Social durante el periodo de observación (2014-2017) un volumen total de cotizaciones por contingencias profesionales superior a 5.000€ o haber alcanzado un volumen de cotización por contingencias profesionales de 250 euros en los cuatro ejercicios que componen dicho periodo.

2. Encontrarse en el período de observación por debajo de los límites establecidos respecto de los índices de siniestralidad general y del índice de siniestralidad extrema (dichos límites se establecen anualmente y se publican en la Orden Ministerial por la que se desarrollan las normas de cotización a la Seguridad Social. Para la solicitud del incentivo en 2018, los valores límites de los índices se encuentran recogidos en la Orden ESS/55/2018). Para el cálculo de los índices de siniestralidad no se consideran los accidentes in itinere y se computa toda la siniestralidad que corresponda al período de observación.

3. Encontrarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones en materia de cotización a la Seguridad Social a la fecha de finalización del plazo de presentación de solicitudes: 31 de mayo.

4.  No haber sido sancionada por resolución firme en vía administrativa, en el período de observación, por la comisión de infracciones graves o muy graves en materia de prevención de riesgos laborales o de Seguridad Social. Únicamente se tendrán en cuenta las resoluciones sancionadoras que hayan adquirido firmeza durante el período de observación, cuando el solicitante sea considerado sujeto responsable directo de la infracción. En el supuesto de infracciones graves, solamente se tomarán en consideración cuando excedan de dos. 

5.  Acreditar, mediante el formulario de declaración responsable, el cumplimiento por la empresa de las obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales.

6. Haber informado a los delegados de prevención de la solicitud del incentivo.

 Las empresas que cumplan los requisitos establecidos, podrán solicitar hasta un 5% adicional si han realizado inversiones en algunas de las acciones preventivas complementarias recogidas en la norma, con el límite máximo del importe de dichas inversiones. El importe de las inversiones declaradas se consignará sin incluir el Impuesto sobre el Valor Añadido y deberá desglosarse por los ejercicios naturales del período de observación solicitado.

La empresa deberá mantener a disposición de los órganos de control establecidos en la norma, la documentación relativa a las inversiones realizadas en las actividades preventivas complementarias incluidas en su declaración responsable que, en su caso, hubieran realizado.

Se podrán justificar inversiones en algunas de las siguientes acciones: Incorporación a la plantilla de recursos preventivos propios o ampliación de los existentes; realización de auditorías externas voluntarias del sistema preventivo de la empresa; existencia de planes de movilidad vial en la empresa; inversiones en la elección de los equipos de trabajo o en los equipos de protección individual que mejoren las condiciones de seguridad y salud.

Asimismo, las “pequeñas empresas” podrán justificar inversiones por: Asunción por el empresario de la actividad preventiva o incorporación a la plantilla de recursos preventivos propios; inversiones en la elección de los equipos de trabajo o en los equipos de protección individual que mejoren las condiciones de seguridad y salud; obtención de formación real y efectiva en materia de prevención de riesgos laborales por el empresario o los trabajadores designados que vayan a asumir las tareas preventivas.

 La solicitud del incentivo se presentará en la mutua colaboradora con la que se encuentra asociada en el momento de efectuarla.

Al impreso de solicitud hay que aportar la siguiente documentación:

– Documento de identificación (NIF, NIE o Pasaporte) del representante de la empresa que firma la solicitud.

– Documento acreditativo de la facultad de representación de la empresa, si el solicitante no es el titular de la empresa.

Desde el 15 de abril hasta el 31 de mayo de cada año, las empresas podrán presentar su solicitud en la mutua colaboradora o entidad gestora que asuma la protección de sus contingencias profesionales.

A partir del 31 de mayo, la mutua colaboradora o entidad gestora, una vez examinadas todas las peticiones presentadas y verificada la concurrencia de los requisitos señalados en las solicitudes, remitirá a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social (DGOSS) el correspondiente informe-propuesta no vinculante en orden a la concesión o denegación del incentivo solicitado. En los supuestos de informe-propuesta con resultado desfavorable, la entidad gestora o mutua, previamente a su remisión a la DGOSS, conferirá trámite de audiencia a la empresa.

Una vez recibidos los informes-propuesta de las entidades gestoras o de las mutuas, la DGOSS efectuará las comprobaciones necesarias sobre el cumplimiento de los requisitos y los índices de siniestralidad.

Cumplimentados los trámites anteriores, y comprobada la concurrencia de los requisitos establecidos, la DGOSS dictará resolución estimatoria o desestimatoria que, de acuerdo con lo indicado en la norma, se realizará como máximo el último día hábil del mes de marzo del año siguiente (30 de marzo de 2019) al de la presentación del informe-propuesta por las entidades gestoras o por las mutuas.

La resolución estimatoria se comunicará a la Tesorería General de la Seguridad Social, a fin de que ésta transfiera el importe de los incentivos que correspondan a cada una de las mutuas o entidades gestoras que formularon la propuesta las cuales, a su vez, los abonarán a dichas empresas.

En caso de que se dicte por la DGOSS resolución estimatoria, se pondrá a disposición de la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, para su comprobación y efectos procedentes, la información relativa al reconocimiento del incentivo.

La falta de veracidad de los datos consignados en la solicitud de la empresa conllevará la devolución del incentivo percibido, pudiendo exigirse responsabilidades administrativas o de otra índole a las que hubiere lugar, para cuya verificación la entidad gestora o la mutua deberá mantener a disposición de los órganos de fiscalización y control competentes toda la documentación e información relativa a las empresas beneficiarias.

Espero que os haya aclarado las dudas existentes al respecto y os invito a consultar a vuestras mutuas y a CYR para tramitar la solicitud antes del 31 de mayo de 2018.

 

 M. Rosario Mulero Álvarez

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *