ES QUE DESPUÉS DE TODO, TENGAN RAZÓN.

LOS LLAMADOS “BONOS DE FIDELIZACIÓN DEL BANCO SANTANDER”

Después de ver de manera clara en el lugar de quién se posicionaba el ejecutivo con las llamadas “ claúsulas suelo” y restantes condiciones abusivas de la Banca , con confirmar que NO se nos devolverá el importe del rescate bancario, y tras el saqueo del Banco Popular.

El Banco Santander, puede sustituirse en el renglón de arriba por el Ejecutivo, siempre y cuando le firmes un acuerdo extrajudicial, por el que posteriormente no podrás demandar a la entidad ni a ninguno de sus representantes o trabajadores, te “compensará” tu pérdida y según el tramo de la estafa, con una deuda privada perpetua al tipo fijo del 1%.

Alguien me dice por aquí, eso no es como “las preferentes”. De nuevo un producto de alto riesgo, con una estructura que dificulta su entendimiento, ofrecida a consumidores y minoristas, otra vez susceptible de acción de nulidad y otro nuevo incumplimiento de una norma la Directrices sobre instrumentos complejos de deuda y depósitos“, de 4 de febrero de 2016, de la European Security Markets Authority (ESMA) o Autoridad Europea de Valores y Mercados, creada por el Reglamento de la UE nº 1095/2010, del Parlamento Europeo y del Consejo, así como lo dispuesto en el artículo 217 de la Ley del Mercado de Valores (aprobada por Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre) Y del Capítulo II de la Orden ECC/2316/2015, de 4 de noviembre.

Esto viene a demostrar dos cosas, una que en España no faltan leyes sino voluntad de que se cumplan, y dos, que no hay puertas giratorias, sino una igualdad de identidades entre quienes nos roban y nos gobiernan.

Buena inversión y vamos a rogarle  a Dios o a Botín, que vienen siendo lo mismo, que no exijan una compensación mayor.

Por Javier Cervilla Real

Read More

La eterna olvidada: la fiscalidad del expatriado

En el post de este mes me adrentaré en los entresijos de la “eterna olvidada, la fiscalidad del expatriado”.

La Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, establece en su artículo 7 que, entre otras, estarán exentas las siguientes rentas:

“Los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero, con los siguientes requisitos:

    • 1.º Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente en España o un establecimiento permanente radicado en el extranjero en las condiciones que reglamentariamente se establezcan. En particular, cuando la entidad destinataria de los trabajos esté vinculada con la entidad empleadora del trabajador o con aquella en la que preste sus servicios, deberán cumplirse los requisitos previstos en el apartado 5 del artículo 16 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo
    • 2.º Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la de este impuesto y no se trate de un país o territorio considerado como paraíso fiscal. Se considerará cumplido este requisito cuando el país o territorio en el que se realicen los trabajos tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información.

La exención se aplicará a las retribuciones devengadas durante los días de estancia en el extranjero, con el límite máximo de 60.100 euros anuales. Reglamentariamente podrá establecerse el procedimiento para calcular el importe diario exento.

Esta exención será incompatible, para los contribuyentes destinados en el extranjero, con el régimen de excesos excluidos de tributación previsto en el reglamento de este impuesto, cualquiera que sea su importe. El contribuyente podrá optar por la aplicación del régimen de excesos en sustitución de esta exención.

De la lectura se desprende, una clara finalidad de favorecer la competitividad de las empresas españolas. Sin embargo, son pocas las empresas que se atreven a implantar una política correcta de retribución a sus desplazados y expatriados, dicho sea en su defensa, por la litigiosidad de la Agencia Tributaria, y cierta inseguridad jurídica, cuando no, por puro desconocimiento.

Los requisitos para que la exención se produzca son los que siguen:

  • Sujeto Pasivo IRPF: la duración del desplazamiento puede provocar una pérdida en la condición de residente del contribuyente que habrá que controlar, si no queremos sustos mayores. En la práctica, los trabajadores acaban sin tributar en país de destino y tributando en España, cuando no debería hacerlo en virtud de esta norma y de los principios de fiscalidad internacional.
  • Existencia de desplazamiento real efectivo del trabajador al extranjero: debe ser fácilmente demostrable, certificado de empresa, anexo contrato condiciones desplazamiento, pasaporte… Y también ayudaría la aplicación de la exención en la nómina por parte de la empresa (ruego me permitan esta broma).
  • Los trabajos son realizados para una empresa no residente: se exige que el trabajo se realice para una empresa no residente o establecimiento permanente radicado en el extranjero. Ojo, este requisito no vincula con la residencia del pagador. Y tenemos que tener en cuenta que ello no es óbice para su posible aplicación si la misma forma parte de un grupo, o en una filial.
  • En el país del desplazamiento exista un impuesto de naturaleza análoga al IRPF: la existencia de un impuesto de idéntica o análoga naturaleza al IRPF. Que exista, cuidado, no que hayan efectivamente tributado. La norma no lo exige, no debería hacerlo la administración.

Pero, si se cumplen los requisitos, ¿Por qué motivo nos negamos a aplicarla?

No obstante, y en el bien entendido, que debemos hacer las cosas bien, la empresa debe aplicar la exención directamente en la nómina del trabajador, minorando sus retenciones, en aras a evitar la reducción del poder adquisitivo del trabajador en supuestos de doble tributación de sus rentas del trabajo, en el país de destino, y en el de su residencia. Y por supuesto, que ambos cumplan con sus obligaciones en el país de destino.

Qué está ocurriendo en la práctica? La mayoría de los trabajadores desplazados no cumplen sus obligaciones en los países de destino, y acaban tributando aquí, o lo que viene siendo el mundo al revés.

Nuestra recomendación a trabajadores y empresas, planifiquen la aplicación de la exención, comprueben el cumplimiento de todos los requisitos, documenten su justificación,  pero apliquen los beneficios que le otorga la norma.

Happy Return

By Javier Cervilla

 

Read More

Y la tormenta continúa…

HAZ TU LA LEY Y DÉJAME A MI, EL REGLAMENTO…

Transcribo el apartado colgado en la web de la Agencia Tributaria que, creo que os puede interesar:

Medidas del Real Decreto-ley 3/2016 en materia de aplazamientos

El Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre, eliminó la posibilidad de conceder aplazamientos o fraccionamientos de determinadas deudas tributarias, entre ellas las derivadas de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades y las derivadas de tributos que, como el IVA, deben ser legalmente repercutidos, salvo que se justifique que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas.

Tramitación de los aplazamientos tras el Real Decreto-ley 3/2016

Las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento de deudas afectadas por esta medida se inadmitirán, mientras que el resto de solicitudes se tramitarán en función de su importe, de acuerdo con el procedimiento establecido, que no ha sido modificado por el Real Decreto-ley. Así, las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento que se refieran a deudas por importe global igual o inferior a 30.000 euros no necesitarán aportar garantías, y se tramitarán mediante un proceso automatizado. Las solicitudes por un importe global superior deberán aportar las garantías adecuadas y se tramitarán mediante un proceso ordinario no automatizado. El límite exento de aportar garantías se elevó en octubre de 2015 desde 18.000 euros a los 30.000 euros actuales.

Incidencia de la medida para los autónomos

Por lo que se refiere a los autónomos, la medida relativa a los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades no les afecta, puesto que tributan en el IRPF. La medida sobre el IVA repercutido sí les afecta, si bien van a poder seguir solicitando aplazamientos y fraccionamientos de IVA si justifican que no han cobrado las cuotas repercutidas. Por tanto, la principal modificación para los autónomos será que deberán acreditar que no han cobrado las cuotas de IVA repercutidas, en particular en aquellas solicitudes que excedan el límite exento de garantías.

En consecuencia, los autónomos podrán solicitar el aplazamiento, cualquiera que sea su importe, de su IRPF e IVA en las siguientes circunstancias, en función del importe global de la deuda:

  1. Si las solicitudes se refieren a una deuda cuyo importe global es igual o inferior a 30.000 euros, se podrán conceder los aplazamientos, sin garantías, hasta un máximo de 12 plazos mensuales, salvo que el obligado hubiera solicitado un número de plazos inferior, en cuyo caso, se concederán los plazos solicitados. La periodicidad de los pagos será, en todo caso, Se tramitan mediante un mecanismo automatizado de resolución.
  2. Si las solicitudes se refieren a una deuda cuyo importe global excede de 30.000 euros, se podrán conceder los aplazamientos, en función del tipo de garantía aportada por el deudor, y por un plazo máximo de 36 plazos mensuales, salvo que el obligado hubiera solicitado un número de plazos inferior, en cuyo caso, se concederán los plazos solicitados. Si las deudas son por IVA, será necesario, además, acreditar que las cuotas de IVA repercutidas no han sido pagadas.

 

Solo a mí me lo parece o este país cada vez es más de pandereta?

Por si acaso a Montoro le da por interpretar alguna norma más, no olvidéis llevar la pastilla debajo de la lengua, porque como estamos tan acostumbrados a tragar, nos la comamos de golpe.

Por Javier Cervilla

 

 

Read More

La tormenta perfecta

Como un dicho popular de mi tierra, “éramos poco y parió Montoro”.

En una situación de extremada incertidumbre sobre nuestro futuro económico-financiero (Brexit- Trump; Ruptura UE; Terrorismo….) donde los niveles de morosidad vuelven a dispararse ( leed detenidamente artículo “Tango de la Morosidad“: http://economia.elpais.com/economia/2016/12/19/actualidad/1482176053_386176.html), la banca herida por el fallo sobre la cláusula suelo (“El fallo sobre las cláusulas suelo encarecerá el crédito”: http://cincodias.com/cincodias/2017/01/02/mercados/1483383879_729927.html) restringe aún más el crédito...

Si esto no fuera poco, llega Don Cristóbal Montoro  y nos sorprende con el Real Decreto Ley 3/2016 de 2 diciembre y dice: No podrán ser objeto de aplazamiento o fraccionamiento las siguientes deudas tributarias:

  1. a) Aquellas cuya exacción se realice por medio de efectos timbrados.
  2. b) Las correspondientes a obligaciones tributarias que deban cumplir el retenedor o el obligado a realizar ingresos a cuenta.
  3. c) En caso de concurso del obligado tributario, las que, de acuerdo con la legislación concursal, tengan la consideración de créditos contra la masa.
  4. d) Las resultantes de la ejecución de decisiones de recuperación de ayudas de Estado reguladas en el título VII de esta Ley.
  5. e) Las resultantes de la ejecución de resoluciones firmes total o parcialmente desestimatorias dictadas en un recurso o reclamación económico-administrativa o en un recurso contencioso-administrativo que previamente hayan sido objeto de suspensión durante la tramitación de dichos recursos o reclamaciones.
  6. f) Las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas.
  7. g) Las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.

Las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento a que se refieren los distintos párrafos de este apartado serán objeto de inadmisión.

Les confieso que llevo un mes sin dormir, interpretando el párrafo f), que querrá decir don Cristóbal. ¿No podemos aplazar un IVA que con suerte cobraremos dentro de un trimestre?

El hecho es que, conociendo un poco la situación extremadamente delicada de la pyme, el gobierno vuelve a plegarse a la banca por la osadía de un poder judicial que le planta cara, y nos toca pagar los platos rotos otra vez a los mismos, esta vez los pagaremos en modo de interés sobre préstamos para el pago de IVA. Ya había aclarado Don Cristóbal que el objeto social de Hacienda no era prestar dinero. Olvida lo que establece el artículo 31 de nuestra Carta Magna, “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.” Pagar sobre algo que no hemos cobrado es confiscatorio, ¿existe capacidad económica real?… Y digo yo, ¿no sería justo pagar cuando esa capacidad económica sea efectiva?

¿Cuál fue la razón por la que hace tan poco tiempo aumentó la cantidad que podíamos aplazar sin aval paso a 30.000 €?.

¿Ha mejorado la economía? 

¿Ha mejorado el empleo?

O ¿sólo se han asegurado otros cuatro años de legislar con premeditación, nocturnidad y alevosía?

Seguiré sin dormir.

Por Javier Cervilla Real 

 

Read More

Y siguen al acecho de la presa…

El 9 de mayo de 2013, el Tribunal Supremo, declaró la nulidad y el carácter abusivo de las cláusulas suelo, aunque limitaba la devolución del dinero ganado ilegalmente por los bancos a la fecha de la sentencia.

No obstante, muchos juristas, entre los que me encuentro, no estuvimos de acuerdo con la misma. Entre otras razones porque dicho Tribunal, debe hacer justicia y no economía.

Ahora bien, el pasado 21 de diciembre, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, resolvió, en sentencia inapelable, esto es, que no cabe recurso, la devolución de manera retroactiva de las cantidades cobradas desde la firma de la hipoteca hasta el momento.

Pero, ¿y qué va a pasar ahora? Si alguien pensaba que el Director de nuestra entidad bancaria vendría a casa a devolvernos lo “sustraído” se equivocaba. El reintegro de lo cobrado de más por nuestros banqueros, por las clausulas suelos contenidas en nuestras hipotecas, no se hará de forma automática. Los consumidores, tendremos que averiguar, si tenemos derecho a la devolución, y de ser así, se podrá en marcha un proceso de reclamación para obtener el reembolso de las cantidades correspondientes.

Si su hipoteca la firmó con BBVA, BANCO SABADELL, BANCO POPULAR, LA CAIXA, BANKIA…o con sus fagocitadas, puede estar entre los afectados.

Si su banco le ofrece hipotecas a tipo fijo por ser afectado por las cláusulas suelo a cambio de renunciar a acciones judiciales que les permitan recuperar las cantidades pagadas de más, acuerdos privados, etc…aceptar dicha propuesta podría ser perjudicial para sus intereses. Normalmente llevan “trampa”.

Póngase en manos de especialistas, reclame al Director de su oficina bancaria, a la oficina de atención al cliente de su Banco, (por escrito y con acuse de recibo) y si no le devuelven lo que es suyo, demanden.

Por mucho que les molesten, los abogados, somos los únicos que vamos a defenderles sin necesidad de creerles…

“Ellos, continúan al acecho la presa”

Por Javier Cervilla Real

Read More

“Que los árboles te dejen ver el bosque”

La gestión empresarial es la disciplina que tiene como fin la mejora de la productividad, eficiencia y competitividad de las empresas y negocios.

En más ocasiones de las debidas, dejamos a nuestra intuición, al ” sentido común” la toma de decisiones. No digo, que no haya que tener un sexto sentido para los negocios, digo que no debemos dejarnos llevar siempre por él.

¿Pero puede nuestro sentido común, sin unos datos correctos, que se conviertan en información veraz e íntegra, tomar una decisión correcta? Entiendo que no.

Al igual que un “trader” necesita valorar la información de las múltiples variables que le envían los mercados, los empresarios debemos marcar nuestra estrategia, estudiar el valor – cliente, comparar gráficos, marcar stopss, etc…, cual artesanos. Deberemos elegir cuáles son nuestras herramientas, nuestras señales de alerta, los marcadores de tendencia, .… no todos los existentes, pero sí los que con la práctica veamos que mejor nos funcionan.

¿ Nos garantizará el éxito  realizar todos estos análisis? No.

¿ Nos garantizará el fracaso no hacerlo? Seguro que sí.

Y esto no es así solo para empresas consolidadas, los emprendedores deben tener herramientas de gestión desde el inicio de la actividad. Nos llegan muchos emprendedores que basaron todo su esfuerzo en la idea, el plan de negocio, el de marketing, la búsqueda de financiación,etc… Y que después, en menos de tres años han tenido que cerrar sus empresas con todos esos deberes cumplidos, por carecer de un correcto control de su gestión.

Un dato para la reflexión: “solo 1/3 de las empresas dice tener un correcto control de la gestión de su empresa”.

Ya en la era de la información, donde tanto se habla de CRM, Cuadro de Mandos, Estrategia, Big Data, Conectividad…, hay una gran parte del tejido empresarial que carece de una contabilidad correcta.

No empecemos la casa por el tejado, quizás sólo necesitemos, lo que necesitaba Fray Luca Paccioli hace algunos siglos, o quizás necesitemos que el mismo avance que ha tenido el comercio, el transporte o las finanzas, lo tenga la partida doble.

 “Quizás el futuro sea retroceder y empezar a despejar los árboles para que podamos ver la belleza e inmensidad del bosque”…

Por Javier Cervilla

Read More

“Que los árboles te dejen ven el bosque”

La gestión empresarial es la disciplina que tiene como fin la mejora de la productividad, eficiencia y competitividad de las empresas y negocios.

En más ocasiones de las debidas, dejamos a nuestra intuición, al ” sentido común” la toma de decisiones. No digo, que no haya que tener un sexto sentido para los negocios, digo que no debemos dejarnos llevar siempre por él.

¿Pero puede nuestro sentido común, sin unos datos correctos, que se conviertan en información veraz e íntegra, tomar una decisión correcta? Entiendo que no.

Al igual que un “trader” necesita valorar la información de las múltiples variables que le envían los mercados, los empresarios debemos marcar nuestra estrategia, estudiar el valor – cliente, comparar gráficos, marcar stopss, etc…, cual artesanos. Deberemos elegir cuáles son nuestras herramientas, nuestras señales de alerta, los marcadores de tendencia, .… no todos los existentes, pero sí los que con la práctica veamos que mejor nos funcionan.

¿ Nos garantizará el éxito  realizar todos estos análisis? No.

¿ Nos garantizará el fracaso no hacerlo? Seguro que sí.

Y esto no es así solo para empresas consolidadas, los emprendedores deben tener herramientas de gestión desde el inicio de la actividad. Nos llegan muchos emprendedores que basaron todo su esfuerzo en la idea, el plan de negocio, el de marketing, la búsqueda de financiación,etc… Y que después, en menos de tres años han tenido que cerrar sus empresas con todos esos deberes cumplidos, por carecer de un correcto control de su gestión.

Un dato para la reflexión: “solo 1/3 de las empresas dice tener un correcto control de la gestión de su empresa”.

Ya en la era de la información, donde tanto se habla de CRM, Cuadro de Mandos, Estrategia, Big Data, Conectividad…, hay una gran parte del tejido empresarial que carece de una contabilidad correcta.

No empecemos la casa por el tejado, quizás sólo necesitemos, lo que necesitaba Fray Luca Paccioli hace algunos siglos, o quizás necesitemos que el mismo avance que ha tenido el comercio, el transporte o las finanzas, lo tenga la partida doble.

 “Quizás el futuro sea retroceder y empezar a despejar los árboles para que podamos ver la belleza e inmensidad del bosque”…

Por Javier Cervilla

Read More

¿Sabes en qué consiste el Plan Estratégico?

plan estrategicoComo consultores de empresas entendemos, y asé nos lo certifica la experiencia, que la realización de un Plan Estratégico es fundamental para cualquier negocio.

Es Necesario elaborar una hoja de ruta para alcanzar el Éxito. Hay que enfocarse en los Resultados que se pretenden alcanzar y establecer el Modo en el que se van un conseguir. Es decir trazar el camino a recorrer.

 Además, un buen plan alinea las distintas unidades de trabajo dentro de una Organización con los Objetivos de la misma.

Desde CYR te recomendamos:

1. Realiza un Análisis FODA  (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades Amenazas y) de tu Negocio. La identificación de las Fortalezas, las Oportunidades, Debilidades y Amenazas  es crítica.

2. Establece un Plan de Acción, que contenca hacia dónde vamos y qué camino cogeremos.

3. Actúa, si no lo pones en marcha, ni el mejor plan  sirve para nada.

4. Establece Fases, Hitos  en el camino que tienes que ir cumpliendo.

5. Mide los Resultados qué vas obteniendo. Ha dado resultado? Nos hemos desviado? Cuánto?

6. Modifica la Estrategia. Si es necesario corrija. El plan dębe ser un Organismo vivo.

7. Vuelve a empezar. El Mercado está en continuo cambio, quizás tenga que adaptarse.

Y recuerde,

“No planificar, es planificar el Fracaso” Alan Lakein.

 Javier Cervilla real

Read More

Gastos deducibles donde debemos prestar especial atención

Hace unos días os hablaba sobre Los gastos que se puede deducir un autónomo de manera pormenorizada, pero no estaban todos. Existen otros gastos deducibles a los que debemos prestar especial atención.

  • Oficina o local utilizado para la actividad: el trabajador autónomo puede desgravarse todos los gastos relacionados con el local donde desarrolla su actividad: alquiler, reformas, mantenimiento, suministros, teléfono, Internet y los gastos asociados a la hipoteca o el seguro. Si se adquiere un local para ejercer la actividad, se puede amortizar la inversión realizada.
  • Gastos deducibles para autónomos
    Gastos deducibles para autónomos

    Local u oficina en una vivienda: como en el caso anterior, se debe notificar a Hacienda, indicando el porcentaje del domicilio dedicado a la actividad. Lo normal es que sea una habitación o dos, por lo que afectará entre un 15% y un 50% del inmueble, como máximo. Los gastos asociados a la vivienda pueden deducirse en ese mismo porcentaje.  Cuando se trata de un piso en régimen de arrendamiento, el autónomo debe saber que el alquiler de locales para negocios está gravado con el IVA. Para poder desgravarlo, el propietario puede hacer un contrato con IVA por el total de la vivienda o, al menos, uno separado por el arrendamiento del porcentaje utilizado para negocio.

  • Vehículo particular y sus gastos asociados (mantenimiento, combustible, seguro, etc.): a efectos del IRPF, solo se admiten de forma íntegra como gastos los de los autónomos dedicados a actividades de transporte de viajeros, mercancías, enseñanza de conductores o actividades comerciales, lo que incluye a taxistas, transportistas, repartidores, mensajeros, autoescuelas, agentes comerciales y representantes. Los demás autónomos pueden deducirse estos gastos solo a través del IVA y hasta un 50%.
  • Viajes y representación: el autónomo puede desgravarse los gastos de desplazamiento en transporte público (avión, tren o taxi) y los de estancia en hoteles y gastos de manutención. Siempre debe acreditarse el carácter profesional del mismo.
  • Vestuario: únicamente se admite el gasto en vestuario profesional, como uniformes u otras prendas con el anagrama del negocio.
  • En ningún caso serán deducibles las sanciones, recargo de apremio, por presentación fuera de plazo o multas.

Espero que se te hayan disipado algo las dudas que te pudieran surgir respecto a los gastos que se puede deducir un autónomo. En el siguiente post me adentraré en las provisiones fiscalmente deducibles.

Nos leemos pronto 🙂

Read More

¿Qué gastos se puede deducir un autónomo?

¿Eres autonómo y tienes dudas sobre los gastos que te puedes deducir? Sigue leyendo el siguiente post y ya no tendrás más dudas!

En esta ocasión, me voy a adentrar en detallaros aquéllos gastos que va a poder deducirse un autónomo.

Para que los gastos sean fiscalmente deducibles han de cumplir los siguientes requisitos:

  • Deben estar vinculados a la actividad económica.
  • Han de estar debidamente justificados (con sus correspondientes facturas, recibos, tiques, etc.) como necesarios para la realización de su actividad económica.
    Tienen que estar registrados en la contabilidad o en los libros.

Si estos requisitos se cumplen, como autónomo puedes deducir los siguientes gastos:

Gastos que puede deducir un autónomo
Gastos que puede deducir un autónomo

A continuación te explico qué es exactamente cada uno de los gastos que aparecen representados en la infografía:

  • Consumos de explotación: adquisiciones de bienes corrientes que utiliza el autónomo para el ejercicio de su actividad profesional (las compras de mercaderías, materias primas, combustibles, envases, embalajes, material y mobiliario de oficina, etc.)
  • Sueldos y salarios: pagos que se realizan a los trabajadores en concepto de sueldos, pagas extraordinarias, dietas y asignaciones para gastos de viajes y las retribuciones en especie.
  • Seguridad social a cargo de la empresa: se incluyen aquí las cotizaciones del titular al Régimen de Autónomos, además de las cotizaciones de los trabajadores.
  • Otros gastos de personal: referidos a los gastos derivados de la formación del personal, las indemnizaciones los seguros de accidentes y las contribuciones a planes de pensiones del personal.
  • Arrendamientos y cánones: alquileres relacionados con la actividad.
  • Reparaciones y conservación: gastos de mantenimiento, repuestos o la adaptación de bienes materiales. No se incluyen aquí los desembolsos que supongan una ampliación o mejora, ya que se consideran inversiones amortizables en varios años.
  • Servicios de profesionales independientes: tales como los honorarios de notarios, abogados, economistas, auditores y las comisiones de agentes comerciales o de mediadores independientes que estén relacionados con la actividad económica del autónomo.
  • Otros servicios exteriores: pueden ser servicios de transportes, primas de seguros, servicios bancarios, publicidad, propaganda y relaciones públicas, gastos de oficina y los suministros (agua, gas, electricidad y teléfono) de los locales donde se desempeña la actividad.
  • Tributos fiscalmente deducibles: Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y otros tributos estatales o municipales correspondientes a la actividad económica desarrollada.
  • Gastos financieros: intereses de préstamos y créditos, gastos de descuento de efectos, recargos por aplazamiento de pago de deudas o los intereses de demora correspondientes a aplazamientos y fraccionamientos de deudas tributarias.
  • Amortizaciones: importe del deterioro o depreciación del inmovilizado material o inmaterial relacionado con la actividad económica.
  • Pérdidas por deterioro del valor de los elementos patrimoniales: se alude al deterioro de los créditos derivados por insolvencias de deudores y el inmovilizado intangible, con un máximo del 20% de los fondos de comercio que hayan sido adquiridos.
  • Otros gastos deducibles: la adquisición de libros, la suscripción a revistas profesionales, los gastos de asistencia a eventos relacionados con la actividad (cursos, congresos o conferencias) y las cuotas a colegios profesionales, asociaciones empresariales, corporaciones y cámaras. Asimismo, se pueden desgravar las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el autónomo para él, su cónyuge o los hijos menores de 25 años que convivan en el domicilio familiar, con un máximo de 500 euros por persona y año.
  • Otras provisiones deducibles:
    • Las provisiones para riesgos y gastos acaecidos fuera de las actividades ordinarias y que no se espera que vuelvan a producirse de forma habitual.
    • Las provisiones fiscalmente deducibles. Dedicaremos otro post a las mismas.
    • Los incentivos fiscales al mecenazgo. La colaboración con determinadas entidades sin ánimo de lucro puede ser desgravable y está regulada en los artículos 25 al 27 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin fines lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo.

Hasta aquí los más comunes, en el siguiente post os hablaré de otros Gastos deducibles donde debemos prestar especial atención. Os espero pronto! 😉

Read More