La jubilación en el autónomo

Hoy quiero hacerme eco de los novedades introducidas por la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, referente a las prestaciones de jubilación. 

Como cualquier trabajador por cuenta ajena, quien trabaja por cuenta propia tiene derecho a cobrar del Estado una pensión una vez haya finalizado su etapa laboral. Calcular esta cifra no es algo sencillo, pues para ello hay que tener en consideración tres variables:

  • Edad de jubilación : Los autónomos con una carrera laboral de 38 años y seis meses , pueden jubilarse a los 65 años. Sin embargo, esta edad irá en aumento en los próximos años, al igual que ocurre en el régimen general. Es decir, el resto de autónomos irán jubilándose progresivamente con una edad mayor, hasta llegar a los 67 años,  que será la edad mínima en el año 2027 .
  • Periodo de cotización : con la nueva normativa de pensiones se amplia de los 15 hasta los 25 años. Este plazo mínimo se irá aumentando de forma progresiva, siendo en 2017 de 240 meses (20 años).
  • Bases de cotización : actualmente estas son de 919,80 euros al mes, como mínimo, y de 3.751,20 euros como máximo. En función de los años trabajados y las cantidades cotizadas se obtienen un resultado final u otro. Como es lógico, cuantos más años se trabaje y más se cotice a la Seguridad Social, de mayor cuantía será la pensión de jubilación. 

Con relación a la última variable, tenemos que decir que el autónomo goza de una libertad para la elección de la base de cotización, dependiendo del desarrollo y el estado de su actividad laboral. El autónomo tiene periodos de cotización muy irregulares, y normalmente, opta por cotizar por la base mínima para reducir costes . Esto nos lleva a las pensiones mínimas y, por lo tanto, un bajo poder adquisitivo de la persona jubilada.

Para mejorar el valor económico de la pensión, conviene aumentar la base de cotización, sobre todo durante el período último de su vida laboral (en 2017 son los últimos 20 años de vida laboral).

Para facilitar los autónomos que coticen por sus ingresos reales y puedan ir progresivamente sus bases de cotización, la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, permite, a partir del 1 de enero de 2018, cambiar la base de cotización de los trabajadores autónomos 4 veces al año . La fecha de efectos desde: 1 de abril , si se solicita entre el 1 de enero y 31 de marzo; 1 de julio , si se solicita entre el 1 de abril y el 30 de junio; 1 de octubre , si se solicita entre el 1 de julio y el 30 de septiembre; 1 de enero , si se solicita entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre.

Otra de las novedades introducidas por la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo es compatibilizar el cobro del total de la pensión de jubilación de un autónomo; con independencia de la que le corresponde; siempre que tenga “al menos un trabajador contratado”. Es lo que se conoce con el nombre de jubilación activa. Con esto se busca promover que los autónomos sigan en el mercado laboral después de cumplir su edad de jubilación y así poder mejorar los ingresos de las personas después de jubilarse.

Por otro lado se establece la jubilación anticipada voluntaria para los trabajadores por cuenta propia a partir de los 63 años y con menos de 35 años cotizados.  

Al igual que un autónomo puede acogerse a la jubilación anticipada, como ya hemos comentado, existe la posibilidad de que los autónomos decidan posponer su jubilación más allá de los 67 años mediante el aumento de la pensión a cobrar posteriormente. Por cada año adicional trabajado, el coeficiente es del 2% anual para las carreras profesionales inferiores a 25 años, del 2,75% para las comprendidas entre 25 y 37 años y del 4% para los que tienen una carrera laboral completa a partir de los 65 ó 67 años de edad.

Un informe publicado por la Federación de Trabajadores Autónomos asegura que la prestación por jubilación es un 45% inferior a la pensión de un trabajador por cuenta ajena. Por lo que es importante seguir algunos consejos de los que hemos expuesto anteriormente.

La etapa de la jubilación debe ser tiempo de plenitud, hagamos todo lo posible para sacarle el máximo rendimiento. Lo más fácil para conseguir la máxima eficacia es una buena planificación. Por ello, planifiquemos bien nuestra jubilación.

 

M. Rosario Mulero

Read More

¿Un nuevo paso para los autónomos?

 

Hola, Lectores!

Hoy os hablamos del trabajo autónomo, el cual tiene un importante papel en la generación de riqueza y actividad productiva en nuestro país, siendo fuente potencial de generación de empleo, y ello a pesar de tener que hacer frente incluso al contexto económico tan adverso de los últimos años.

Esta capacidad de supervivencia, productividad y contribución parece haber hecho adquirir al trabajador autónomo un peso notable dentro del mercado de trabajo, lo que ha conllevado que, poco a poco, se hayan venido adoptando una serie de medidas por parte de nuestro Gobierno para favorecer la consolidación de estas personas en sus negocios o actividades. Sin embargo, aún queda camino que recorrer, si bien el avance, pese a ser lento, parece ser constante.

La última de estas medidas es la Ley 6/2017, de 24 de Octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, la cual adopta una serie de medidas que, en su mayor parte y a primera vista, suponen un beneficio para el emprendimiento y consolidación del trabajo autónomo.

De estas medidas, a continuación pasamos a recopilar aquellas que suponen reformas de mayor importancia e interés para el trabajador autónomo, diferenciadas en diferentes bloques según aquella materia dentro de la que se encuadre. Son las siguientes:

 

 

Read More

Era digital, ¿estáis preparad@s?

¡¡Hola lectores!!

Recientemente he visto en televisión un anuncio de Vodafone que me ha llamado la atención; en él aparece Steve Wozniak, cofundador de Apple, emitiendo un discurso ante un auditorio repleto de gente joven en el que se define como becario de la era digital. A pesar de lo aparentemente gracioso y propagandístico del mensaje, a mi entender no le falta razón, pues los cambios se producen a tanta velocidad que resulta realmente complicado considerase un experto es esta materia.

En los últimos años los avances tecnológicos se han sucedido de manera constante y a gran velocidad. Resulta realmente sencillo identificar los grandes cambios mirando al pasado; somos conscientes de la revolución que sufrimos con la implantación a nivel general de los ordenadores personales en la década de los 80, con la llegada de los teléfonos móviles en la década de los 90, la llegada de internet, los smartphones…. No resulta tan sencillo identificar estas revoluciones cuando se producen en nuestro día a día o anticiparlas en el futuro que nos espera.

Todos estos avances tecnológicos han cambiado y están cambiando nuestra vida y nuestra forma de relacionarnos en lo personal y profesional, afectando a todas las áreas y sectores. Actualmente podemos ver como un cirujano recibe ayuda de un robot para una complicada intervención quirúrgica, un mecánico enchufa nuestro coche a una máquina que le dice cuál es la avería, compramos y vendemos a través de internet en cualquier parte del mundo, sin necesidad de más intérprete o interlocutor que una página web, viajamos en nuestro coche con total confianza guiados por un sistema GPS que nos lleva por la ruta más rápida a nuestro destino, nos comunicamos en tiempo real por videoconferencia con cualquier parte del mundo… Todas estas cosas que actualmente consideramos habituales, serían inimaginables hace no muchos años.

En nuestro día a día profesional, vemos como los avances tecnológicos han ido modificando el ámbito empresarial, los modelos de negocio tradicionales se han ido quedando obsoletos, dando paso por un lado a gran número de negocios digitales y produciendo por otro lado profundos cambios en los procesos productivos de las empresas más punteras y sustanciales cambios en la generalidad de empresas. La tecnología y el tratamiento de la información se han convertido en elementos clave de éxito y de ventaja competitiva de las empresas que desean estar en los puestos de cabeza de la competición por lograr satisfacer los constantes cambios en las necesidades de un cliente cada vez más exigente y mejor informado (gracias a las tecnologías de la información). A día de hoy cualquier cliente puede encontrar un bien o servicio sustitutivo del que nuestra empresa ofrece simplemente con una sencilla búsqueda en Google, esto hace que sea indispensable establecer como constante estratégica la orientación al cliente y la mejora continua.

Los sistemas de información (SI) cobran especial importancia en este sentido y en un momento, en el que palabras como “big data” y “business intelligence” son de uso frecuente en el mundo empresarial. Por SI entendemos un conjunto interrelacionado de elementos que recuperan, procesan, almacenan y distribuyen información para ayudar a la toma de decisiones y control de una organización. En palabras de William Thomson, “Lo que no se mide, no se puede mejorar

La información es la materia prima de todo SI, esta información se obtiene mediante el procesado de los datos almacenados en distintos orígenes de forma que resulten comprensibles y añadan más valor que los simples datos.

Al mismo tiempo que se han ido produciendo cambios y avances tecnológicos en la vida cotidiana, la Administración no se ha quedado atrás. En los últimos años hemos visto como paulatinamente han ido incrementándose las obligaciones tecnológicas para con las relaciones con la Administración, certificado digital, comunicaciones electrónicas, y muy recientemente el tan sonado SII (suministro inmediato de información del IVA) que por el momento solo afecta a grandes empresas pero que seguramente acabará extendiéndose al total de empresas como ha ocurrido con otras reformas, dotan a la Administración de una poderosa información para ejercer su labor fiscalizadora en un tiempo muy reducido, dificultando cada vez más librar esos cuatro años de prescripción sin recibir una desagradable inspección.

La mayor parte de las pequeñas empresas han pasado de realizar sus tareas administrativas de forma manual a gestionarlas mediante hojas de cálculo, o en el mejor de los casos mediante algún tipo de software genérico, lo cual en muchos casos es insuficiente y en la mayoría de los casos no está adaptado a sus necesidades. Es habitual que muchas empresas cuenten con distintas herramientas no integradas para su gestión, facturación, contabilidad, RR.HH., comunicación, distribución, control de proyectos, presupuestos… provocando de este modo duplicidades de datos, inexactitudes, y una gran ineficiencia en el trabajo a la par de una gran pérdida de valiosa información al no poder contrastar y unificar datos de unas fuentes con otras.

Tanto por obtener una ventaja que nos permita gestionar mejor la organización, controlar procesos, controlar costes, conocer mejor a los clientes, relacionarnos mejor con todas las partes implicadas en el proceso productivo, identificar oportunidades, amenazas,… como por los futuros requisitos que nos plantee la Administración, las empresas deben tomar conciencia de los beneficios de invertir en un sistema de información adaptado a sus necesidades. No se puede competir en un mercado cambiante como el actual con herramientas del siglo pasado, pues cualquier competidor que utilice herramientas de última generación no tardará en sacarnos del mercado.

A la par, se debe tener en cuenta que, para sacar el máximo provecho de un sistema de información adecuado a nuestro negocio, que nos permita tomar decisiones y competir en situación ventajosa, se debe contar con profesionales instruidos en la materia, que puedan interrogar y extraer los datos de este sistema de información para convertirlos en información valiosa para la organización.

Del mismo modo que si queremos correr un campeonato de Fórmula 1 debemos contar con un buen coche (nuestro producto) también debemos contar con un gran piloto (dirección) y con un buen equipo de ingenieros (equipo técnico).

Directivos y gerentes, ¿estáis preparados para liderar la implantación de estos avances en vuestras empresas?

La carrera ha empezado, ¿estamos preparados?

Reflexionad, y sobre todo, actuad!!

Read More

“Y así limpiaba que yo l@ ví…”

Limpieza, cocina, plancha, jardinería….ufff!!! y es que , ¿a quién no le gusta entrar en su casa y ver que está todo limpio y ordenado? Pero debido a nuestro día a día, hay veces que nos resulta imposible tener nuestros hogares como realmente nos gustaría y acudimos a terceras personas para que nos echen esa mano que haga que todo esté en su sitio y consigan que nos olvidemos de las obligaciones que nos esperan en casa después de salir del trabajo.

Pero por desgracia, no sólo nos olvidamos de que gracias a esas personas nuestra jornada laboral finaliza al salir de la oficina, sino que también olvidamos que todo está limpio porque hay alguien que ha estado allí TRABAJANDO.

A finales de 2016, en España había unos 630.000 ocupados como personal doméstico, entre mujeres (560.000) y hombres (70.000), según la EPA del cuarto trimestre. Sin embargo el número medio de afiliaciones en el sistema especial del hogar fue solo de unos 420.000 en el pasado mes de diciembre.

Tenemos que hacer que esos datos cambien, tenemos que empezar a ser conscientes de que es un trabajo tan digno como el nuestro, con sus derechos y obligaciones y, que como tal; hay que pagar las cotizaciones desde la primera hora contratada. Luchar para garantizar que se cotizará por desempleo para poder cobrar el paro, eliminar la frase de “toca trabajar el doble” para tener derecho a la jubilación, pensemos en aquéllas personas de cincuenta años o más que van a tener problemas para cobrar una pensión porque no han cotizado lo suficiente y ya no tienen tiempo de hacerlo.

En ocasiones, puede ser que tomemos la vía rápida y por desconocimiento no nos paremos a mirar los pasos a seguir para hacer las cosas correctamente. En el caso que estamos tratando en este post, los trámites para la contratación de un empleado del hogar pueden parecer a priori complicados, pero no lo son tanto. A grandes rasgos, bastaría con presentarse en una administración de la Tesorería General de la Seguridad Social con el contrato de trabajo y proporcionar los datos personales del empleador y empleado, el número de horas de trabajo por semana, así como salario que se paga y una cuenta bancaria donde se hará el cargo de las cotizaciones.

Concreto un poco más, si estás leyendo esto y eres el empleador, has de saber que debes proceder como si fueras un empresario que ha contratado a un trabajador para su empresa, tendrás que solicitar un Código de Cuenta de Cotización para llevar a cabo el alta del trabajador en la Seguridad Social y dar de alta al empleado cumplimentando un formulario donde se recogen los datos esenciales del contrato de trabajo. Si por el contrario eres el empleado, como dato interesante diremos que si trabajas menos de 60 horas mensuales por empleador, puedes ocuparte tú mismo de la afiliación, las altas, bajas, etc…

Sabemos, que el que hayamos tenido que decir adiós a la bonificación del 20% que se le otorgaba al empleador por la contratación de un emplead@ del hogar, (la prórroga de esta medida no estaba incluida en los nuevos Presupuestos Generales del Estado aprobados a finales de Junio de este año) hace que todo esto sea menos atractivo y que nos planteemos evitarnos pasar por todos los trámites. Que no olviden los empleadores con familia numerosa, que sigue vigente la bonificación del 45%.

No quiero terminar, sin mencionar algo importante: las sanciones por el incumplimiento de la obligación de dar de alta al empleado, una multa que puede oscilar entre los 700 y 6.000 euros, así como el que la Tesorería General de la Seguridad Social pueda dar de alta a la trabajadora o trabajador desde la fecha en la que se inició la relación laboral, obligando al empleador a abonar las cotizaciones que hubieran debido pagarse desde entonces, con los recargos previstos por la normativa.

Desde CyR estaremos encantados de aclararte todas las dudas que puedan surgirte sobre este tema, de proporcionarte toda la información que necesites, y por supuesto hacerte todo el proceso mucho más fácil, llevando a cabo la realización de los trámites necesarios.

Vamos entre todos, a contribuir en la mejora de los empleados del hogar y acercarlos progresivamente a los de los demás trabajadores por cuenta ajena.

Nos vemos en el próximo post!!! Os deseo una semana estupenda.

Read More

TRABAJAR SIN PARAGUAS, NUNCA

 

Al igual que el paraguas nos protege de la lluvia, cuando se inicia una relación laboral, ya sea, viéndolo desde el prisma del trabajador o del empresario, debe revestir de cierta protección para ambas partes.

Durante estos años de crisis, por todos es sabido que, no todas las relaciones laborales han contado con ese paraguas. Sin entrar a valorar las circunstancias por las que empresa y trabajador han accedido a estas irregularidades, me gustaría hacer hincapié en las consecuencias de actuar de este modo.

Pues bien; os quiero comentar que esta actividad fraudulenta tiene numerosos consecuencias para el empleado sin contrato, para la empresa y, por supuesto, para el Estado. Es un fraude laboral estar recibiendo un salario sin declarar ni cotizar nada al Estado, tanto para el trabajador como para la empresa.

Del lado del trabajador hemos que tener claro que, si no existe contrato de trabajo entre la empresa y el empleado, no existe documento oficial donde se determinan las obligaciones y derechos de ambas partes de la relación laboral; no hay contrato de por medio donde se establecen las condiciones inherentes al puesto como salario, categoría profesional, etc., y existe la dificultad a la hora de reclamar el salario, en caso de impago por parte de la empresa. Lo mismo ocurre en caso de despido, ya que inicialmente el empleado no tendrá derecho a indemnización; solo podrá optar a esta si demuestra la existencia de una relación laboral entre ambas partes. Cuestión esta difícil de justificar al no existir contrato.

Al no cotizar el trabajador a la Seguridad Social, no genera derecho a prestación por desempleo, no cotiza para futuras prestaciones (incapacidad temporal, maternidad,…) y no cotiza para la futura pensión de jubilación. Si se produjera un accidente de trabajo y el trabajador no tuviera contrato, no tendría derecho a asistencia sanitaria en la mutua de accidentes de la empresa, al igual que tampoco tendría derecho a percibir indemnización, si fuera su caso. Y, por supuesto, que la empresa no se haría cargo del salario durante los días de baja, por lo que durante esos días el empleado no percibiría retribución alguna.

Se considera una infracción muy grave a la Seguridad Social compatibilizar la percepción de prestaciones o subsidios por desempleo con el trabajo por cuenta ajena. El trabajador perdería el derecho a percibir la prestación por desempleo y el reintegro de todo lo percibido por este concepto hasta la fecha. También se le podrá excluir al trabajador del derecho de percibir cualquier prestación económica y, en su caso, ayuda para el fomento de empleo durante un año, así como el derecho a participar durante ese periodo en cursos de formación profesional para el empleo. En este caso, la empresa también cometería una falta muy grave al dar trabajo a perceptores de prestaciones de la Seguridad Social y no tramitar su correspondiente alta en la Seguridad Social. La multa para este tipo de infracción va desde 10.001 euros hasta 187.515 euros.

Puede ocurrir que la empresa reciba una visita rutinaria y sin previo aviso de un Inspector de Trabajo, ya que su deber es controlar y vigilar que la empresa cumpla con la normativa laboral y con todas sus obligaciones y responsabilidades. También el trabajador puede contactar con la Inspección de Trabajo y alertar de las irregularidades que están ocurriendo en la empresa.

Si el Inspector detecta que alguna persona en la empresa está realizando algún trabajo y, previas comprobaciones, detecta que no está dado de alta en la Seguridad Social, dicho trabajador se convierte automáticamente en indefinido a jornada completa, se tramitará su alta de oficio en la Seguridad Social y se reclamará a la empresa las cuotas impagadas y los recargos correspondientes. Para la empresa supone una infracción grave por lo que deberá pagar una multa que va desde 3.126 euros hasta los 10.000 euros. Igualmente, la empresa sufriría la pérdida de las ayudas concedidas por la contratación indefinida y la imposibilidad de acceder a bonificaciones desde la fecha de la irregularidad cometida hasta pasados dos años.

Cuando se producen estas actuaciones, estamos dejando de cotizar a la Seguridad Social. Quiero dejar claro que las cotizaciones de los trabajadores en activo son los recursos que financian las prestaciones existentes en ese momento. Si no se tramitan las altas de los trabajadores, no se cotiza por ellos y no se financia el sistema de la Seguridad Social, por lo que nos encontramos con el problema existente en la actualidad de la falta de liquidez a la hora de abonar las pensiones.

Para concluir, os comento que las altas en la Seguridad Social deben de ser previas al inicio de la actividad laboral, ya que el trabajador podría tener un accidente de camino al centro de trabajo.

Para evitar los castigos que prevé la ley quizás, lo suyo sería hacer uso de las bonificaciones, reducciones que estén previstas para la contratación, (jóvenes menores de 30 años, mayores de 45 años, prácticas, ….).

Teniendo presente que “en los días de lluvia no podemos olvidar nuestro paraguas para no mojarnos”.

 

Por Rosario Mulero

Read More

Invierte en formación con garantías para empresa y trabajador.

¡Hola Lectores!

Hoy quiero hablaros sobre el conocido como pacto de permanencia en la empresa.

Se trata de una condición contractual muy recurrente por aquellas empresas que ofrecen a sus trabajadores una formación específica dentro del objeto de su actividad mediante el cual ésta se asegura que el trabajador preste servicios para ella durante un determinado tiempo. Por ello, la empresa puede considerarlo como una inversión mediante la que recupera el gasto que ha supuesto la formación del trabajador; mientras que el trabajador obtendrá, sin que le suponga cargo alguno, una especialización profesional para añadir a su bagaje personal.

Este pacto o acuerdo puede alcanzarse por el trabajador y la empresa en cualquier momento de la relación laboral, ya sea en su inicio, como pacto anexo al contrato de trabajo, o durante el transcurso de la relación laboral. La única condición formal especial del pacto es que conste por escrito.

Mediante el pacto de permanencia, el trabajador se obliga a no dimitir o solicitar una excedencia voluntaria durante el plazo previsto en el propio pacto, que en ningún caso podrá ser superior a dos años. Así lo establece el Estatuto de los Trabajadores (art.21.4), de tal manera que un pacto con un plazo mayor al permitido por esa norma será nulo de pleno derecho.

Por su parte, la empresa se obliga a correr con los gastos de formación del trabajador. Sin embargo, no cualquier formación será válida como contrapartida para el pacto de permanencia. ¿Qué queremos decir con esto? Para saberlo debemos tener en cuenta que el Estatuto de los Trabajadores se refiere a una especialización profesional para “realizar un trabajo específico” dentro del objeto de la actividad de la empresa o “poner en marcha proyectos determinados” dentro de la misma. O sea, que únicamente será válida aquella formación que tenga que ver con la actividad de la empresa; de otra forma, no existirá para el trabajador obligación de permanecer y la empresa perderá su “inversión”.

Ahora bien, el pacto de permanencia presenta además una serie de particularidades que os describimos a continuación.

En orden de importancia por ser una de las primeras cuestiones que aborda a la empresa será: ¿qué ocurre si el trabajador decide dimitir o pedir una excedencia durante el plazo de permanencia pacto? Pues la respuesta nos viene dada por el propio Estatuto de los Trabajadores; la empresa tendrá derecho a una indemnización por daños y perjuicios sufridos por la baja a instancia del trabajador. Esta indemnización, en la práctica, corresponde al coste de la formación asumido por la empresa, siendo proporcional al tiempo que reste de transcurrir desde que comenzó a contar el plazo de permanencia pactado.

En relación a esto último indicamos una segunda particularidad: el momento en que ha de comenzar a correr el plazo de permanencia. Pues bien, aunque el Estatuto no diga nada al respecto se entiende que dicho momento será el de terminación de la formación, a partir del cual el trabajador pueda desarrollar la tarea para la que se ha formado.

En cuanto a la duración del pacto de permanencia, otra singularidad es que, en los contratos temporales (no indefinidos), no modifica la fecha de terminación del contrato. Esto quiere decir que, si el pacto de permanencia tiene una duración mayor al tiempo restante para que finalice el contrato temporal, el trabajador tendrá derecho a extinguir el contrato en la fecha de fin de éste sin que, en la práctica, el empresario tenga derecho a indemnización. Pues una vez se extingue el contrato principal, y con él la relación laboral, queda sin vigencia el pacto de permanencia anexo al principal. Ello en la práctica supone que no resulte recomendable la fijación de un plazo mayor a la duración del contrato temporal.

Tampoco cabe indemnización para el empresario siempre que el trabajador extinga el contrato por justa causa, tales como la falta de pago de salario, modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, abusos del empresario, etcétera.

Pero, ¿y si es la empresa quién pone fin al contrato por una causa justa? Esto es, el trabajador ha cometido un incumplimiento tal que resulte totalmente procedente su despido según lo dispuesto en el Estatuto. En este caso el empresario no pierde el derecho a ser indemnizado conforme al pacto de permanencia; no obstante, este sería un “terreno fangoso” en el que habría que atender especialmente al caso concreto.

Aun así, considero que el pacto que se ha descrito no deja de ser una atractiva opción, tanto para las empresas como los trabajadores, en aras de alcanzar un mayor grado de profesionalidad y mejor prestación de servicios, que en un escenario de constante necesidad de actualización como el de hoy día, supone un marco de garantías acordadas que beneficia un próspero desarrollo de la actividad empresarial.

Hasta aquí la publicación de hoy. Espero que resulte de vuestro interés.

Un saludo, Lectores.

Read More

NOVEDADES EN LAS HOJAS DE QUEJAS Y RECLAMACIONES

 

¡Hola  a todos!,

Después de este breve descanso, nos ponemos de nuevo en marcha con más fuerza, para manteneros informados y actualizados de noticias que en muchos casos nos viene bien saber para nuestro día a día.

En este nuevo post, nos centraremos en los famosos “Libros de Hoja de Quejas y Reclamaciones”, los cuales a veces, nos surgen dudas a la hora de su cumplimentación.

Antiguamente, estos libros solo podían adquirirse en los Servicios Provinciales de Consumo de la Junta de Andalucía, obligándonos así, tanto a empresarios como a profesionales a desplazarnos a la capital para su adquisición.

Pues uno de los cambios de los que os queremos informar hoy, es su libre distribución y comercialización, pudiéndose adquirir en cualquier imprenta y establecimiento que lo comercialice, facilitándonos así su adquisición. Todo esto se regula en la “Orden de 9 de febrero de 2015, por la que se aprueba la edición, distribución, comercialización e impresión de las Hojas de Quejas y Reclamaciones de las personas consumidoras y usuarias en Andalucía.”

Adentrándonos un poco más en esta orden, a continuación os detallamos algunas de las obligaciones que siguen teniendo las empresas y profesionales en esta materia.

*Están obligadas a disponer del Libro de Quejas y Reclamaciones oficial de la Junta de Andalucía en soporte papel o físico. (Anexo I del Decreto 72/2008, de 4 de marzo y sucesivas actualizaciones)

* Publicitar su existencia a través del Cartel anunciador. (Anexo III del Decreto 72/2008, de 4 de marzo y sucesivas actualizaciones)

*Entrega obligatoria, inmediata y gratuita de la Hoja de Quejas y Reclamaciones.

*Responder a dicha reclamación o queja presentada por el cliente en un plazo máximo de 10 días hábiles.

*La empresa podrá adherirse de manera voluntaria al Sistema de Hojas Electrónicas de Quejas y Reclamaciones (HOJ@),  debiendo anunciar la misma a través del oportuno Cartel Anunciador, no eximiendo esto de disponer del libro físico o en papel. (Anexo IV del Decreto 72/2008, de 4 de marzo y sucesivas actualizaciones).

Siguiendo con las modificaciones del Libro de Hoja de Quejas y Reclamaciones, con fecha 29 de julio de 2016, se publica la “Orden de 25 de julio de 2016, por la que se actualizan los modelos incluidos en los Anexos y IV del Decreto 72/2008, de 4 de marzo, por el que se regulan las hojas de quejas y reclamaciones de las personas consumidoras y usuarias en Andalucía y las actuaciones administrativas relacionadas con ellas.”

Los cambios serian los siguientes:

*En Anexo I se han eliminado las referencias a la Consejería competente.

*En el reverso del ejemplar para la parte reclamante del Anexo I, se ha sustituido la mención a la Delegación del Gobierno por la del Servicio de Consumo de la provincia y se ha suprimido el último párrafo por no considerarse relevante la información que se suministra.

*En el Anexo IV se ha sustituido la referencia a la página web institucional correspondiente por la de la Plataforma Multicanal Consumo Responde.

Espero que esta información os sea de utilidad para vuestro día a día empresarial, y os deseamos que no tengáis que hacer mucho uso de este tipo de herramienta. ¡Hasta el próximo!

 

Read More

BE WATER, MY FRIEND!!

    Desde que escuche esta frase de bruce lee, hace ya algunos años en la campaña publicitaria de BMW, forma parte de mi filosofía de vida. Hace referencia a la capacidad de adaptarse, de ser flexibles, de moldearse, de dejar que las cosas fluyan. Sé agua, amigo!

   En la sociedad de hoy en día, tanto nosotros mismos como las empresas, estamos sometidos a continuos cambios, algunas veces por decisiones propias y otras veces nos vienen impuestos del exterior.

   Centrándonos en el mundo empresarial, que es al que nosotros nos dedicamos, vemos continuamente empresas que no llegan a triunfar o que no duran más de cinco años, porque son estructuras rígidas que no están predispuestas al cambio ni a las continuas amenazas que las rodean, ya sean éstas externas como internas. Cambios de plantilla, competidores nuevos, pérdidas de clientes importantes…

   En este mismo sentido, el otro día leí un artículo, en donde se nos aconsejaban a los lectores como búsqueda de la ansiada felicidad, la práctica de una habilidad nueva, la resiliencia, siendo éste un término que provenía de la física y que se puso de moda en plena época de crisis, haciendo referencia a la capacidad que tienen las personas de adaptarse ante situaciones adversas e incluso salir reconfortados de las mismas.

   Volviendo al mundo empresarial y al bombardeó de noticias que nos llegan últimamente acerca de los robots inteligentes, de la era de la tecnología, de pérdidas de empleos… ¿sabremos cada uno de nosotros aprovechar esa amenaza y volverla a nuestro favor, o nos veremos amenazados por la misma?

   Se aproxima una reestructuración empresarial, y claro está, dependiendo de la actividad de la empresa en sí, le afectará en mayor o menor medida, teniendo que invertir en tecnologías para evitar quedar rezagada y apostar cada vez más por un personal cualificado en estas habilidades, intentando una vez más no luchar contra ello, si no adaptarse a este nuevo fenómeno.

   Este cambio tecnológico, lo han sabido aprovechar muy bien las administraciones públicas, acortando plazos de respuestas, facilitándonos la presentación telemática… como no todo encaminado a que los contribuyentes cada vez más estemos sometidos a una mayor presión fiscal.

     Debido a todos estos cambios que se aproximan y a los que ni si quiera veremos venir, es recomendable promover dentro de la oficina el entrenamiento la resiliencia, la gestión del talento y del cambio.

   Técnicas como favorecer el aprendizaje colaborativo, el optimismo, incentivar una buena relación entre los empleados… es decir, formar a personas con una actitud correcta ante los desafíos y que sepan actuar con determinación.

    Una figura que cada vez se está requiriendo más dentro de las empresas, es la del coach empresarial para el desarrollo de estas competencias.

   Desde el equipo de CYR, les aconsejamos pararse ante los problemas, analizarlos, respirar y encauzar con buen humor y actitud los baches que nos encontremos en nuestro camino. Como dice Víctor Kupper una importante clave del éxito empresarial está en la actitud con que afrontamos nuestra realidad, claro está siempre unida a conocimientos y habilidades.

Buena semana y hasta el próximo post!!

 

Read More

Y para cuándo la tan esperada Ley de Autónomos…?

Parece ser que después de un año, la Nueva Ley de Autónomos se aprobará. Desde que se publicara la primera Proposición de Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, nos han saturado de información confusa. Dando a entender que las medidas que se anunciaban ya habían entrado en vigor y se estaban aplicando.

La situación actual es que, tras ser consensuada por el Congreso de los Diputados, éste ha remitido al Senado para que proponga enmiendas y la ratifique. Estando prevista que la tramitación en el Senado sea para finales de octubre.

Esperemos que los plazos se cumplan, y que finalmente, a finales de este año tengamos encima de la mesa, la tan deseada Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo a fin de que las medidas que dicen, recogerá, entren en vigor a primeros del año 2018. Y que los autónomos nos podamos beneficiar.

Dicho esto, paso a enunciar alguna de aquéllas medidas que vienen recogidas en la Proposición de Ley,  y que considero, pueden interesaros y que han sido recopiladas por ATA, Asociación de Trabajadores Autónomos:

  1. Los profesionales autónomos podrán cambiar hasta cuatro veces en el mismo año su base de cotización, en función de sus intereses e ingresos.
  2. Los autónomos podrán darse de alta y de baja en el RETA, para que solo paguen por los días que hayan trabajado.
  3. Se amplía la, ya famosa, tarifa plana de 50 euros a un año.
  4. Los emprendedores podrán optar de nuevo a la tarifa plana dos años después de haber finalizado la actividad empresarial.
  5. Se ha establecido una tarifa plana de 50 euros de cuota para las mujeres que se reincorporen al trabajo después de la baja por maternidad.
  6. Se ha aprobado la exención del 100% de la cuota de autónomos durante un año para el cuidado de menores o dependientes.
  7. Se ha corregido la cuota de los autónomos societarios vinculándola a la subida del salario mínimo interprofesional, de manera que se determine en los presupuestos generales del Estado (PGE) cada ejercicio, y después de hablarlo con las asociaciones de autónomos más importantes.
  8. Se permite la compatibilización al 100% del trabajo por cuenta propia con la pensión del autónomo.
  9. Se han reducido los recargos por retraso en los pagos a la Seguridad Social a la mitad, pasando del 20% al 10% en el primer mes.
  10. Se devolverá el exceso de cotización de los trabajadores con pluriactividad sin que tengan que solicitarla.
  11. Los trabajadores por cuenta propia podrán acceder a una formación adaptada a sus necesidades, con el fin de mejorar su competitividad y consoliden su actividad empresarial.
  12. Mejora de las condiciones de los emprendedores con discapacidad.
  13. Se facilita y se permite la contratación a los hijos discapacitados de los autónomos.
  14. Se reconoce el accidente in-itenere (es decir, de ida o de vuelta al puesto de trabajo) en los profesionales autónomos.
  15. Se mejora la formación en prevención de riesgos laborales en los profesionales autónomos.
  16. Se les da un mayor protagonismo a los autónomos en la participación de las organizaciones.
  17. Las organizaciones de autónomos más importantes y representativas pasan a considerarse de “utilidad pública”.
  18. Las organizaciones también contarán con un año de plazo para entrar en el CES y para la constitución del Consejo del Trabajo Autónomo.
  19. Los autónomos podrán deducirse un 30% de los gastos de suministros, como el agua, la luz, la electricidad y la telefonía, siempre que se trabaje desde casa.
  20. Se han establecido deducciones por la manutención, cuando afecta directamente a la actividad, con un límite de 26 euros diarios, siempre que puedan comprobarse a través de medios telemáticos.

Desde CYR, estaremos al tanto de la aprobación y publicación de la norma, para así informaros de la redacción definitiva de las medidas y las consecuencias de su aplicación en la práctica.

Y que, de tanto esperar, no lleguemos a desesperar…

Por Patricia Ruiz Galloso

Read More

ES QUE DESPUÉS DE TODO, TENGAN RAZÓN.

LOS LLAMADOS “BONOS DE FIDELIZACIÓN DEL BANCO SANTANDER”

Después de ver de manera clara en el lugar de quién se posicionaba el ejecutivo con las llamadas “ claúsulas suelo” y restantes condiciones abusivas de la Banca , con confirmar que NO se nos devolverá el importe del rescate bancario, y tras el saqueo del Banco Popular.

El Banco Santander, puede sustituirse en el renglón de arriba por el Ejecutivo, siempre y cuando le firmes un acuerdo extrajudicial, por el que posteriormente no podrás demandar a la entidad ni a ninguno de sus representantes o trabajadores, te “compensará” tu pérdida y según el tramo de la estafa, con una deuda privada perpetua al tipo fijo del 1%.

Alguien me dice por aquí, eso no es como “las preferentes”. De nuevo un producto de alto riesgo, con una estructura que dificulta su entendimiento, ofrecida a consumidores y minoristas, otra vez susceptible de acción de nulidad y otro nuevo incumplimiento de una norma la Directrices sobre instrumentos complejos de deuda y depósitos“, de 4 de febrero de 2016, de la European Security Markets Authority (ESMA) o Autoridad Europea de Valores y Mercados, creada por el Reglamento de la UE nº 1095/2010, del Parlamento Europeo y del Consejo, así como lo dispuesto en el artículo 217 de la Ley del Mercado de Valores (aprobada por Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre) Y del Capítulo II de la Orden ECC/2316/2015, de 4 de noviembre.

Esto viene a demostrar dos cosas, una que en España no faltan leyes sino voluntad de que se cumplan, y dos, que no hay puertas giratorias, sino una igualdad de identidades entre quienes nos roban y nos gobiernan.

Buena inversión y vamos a rogarle  a Dios o a Botín, que vienen siendo lo mismo, que no exijan una compensación mayor.

Por Javier Cervilla Real

Read More